Aunque Tor no sea útil para enviar correo no solicitado, algunos hacedores de listas negras demasiado fervientes parecen pensar que todas las redes abiertas como Tor son malvadas — intentan forzar a los administradores de red acerca de políticas, servicio y cuestiones de enrutamiento, y luego pedir rescate a las víctimas.

Si los administradores de tu servidor deciden hacer uso de estas listas negras para rechazar correo electrónico entrante, debieras tener una conversación con ellos y explicarles acerca de Tor y sus políticas de salida.